5 Consejos para prevenir la fatiga visual en el trabajo

La astenopia, comúnmente llamada fatiga visual u ocular, ocurre cuando se produce una sobrecarga en el sistema visual sano. No se debe confundir con la presbicia o vista cansada, relacionada con la edad, en este caso, el sistema visual sí está afectado fisiológicamente. En el ámbito laboral, el cansancio ocular es una de las afectaciones más comunes y, si no se previene, puede llegar a afectar el bienestar laboral del trabajador. 

¿Qué es la fatiga visual y como prevenirla en el trabajo? 

 

La astenopia es cada vez más frecuente debido, en parte, a la incorporación de las nuevas tecnologías en la vida diaria y, especialmente, en el trabajo. Al cansancio visual causado, de manera específica, por las pantallas se le denomina “Síndrome visual informático (SVI)”. Además, con el fomento del teletrabajo y su creciente uso, la fatiga visual se ha convertido en una causa habitual de consulta médica.

 

Algunas de las causas más comunes de fatiga visual u ocular son las siguientes:

 

  • Fijar la vista de manera prolongada, tanto en visión cercana como lejana: Si durante tiempos prolongados fijamos la vista sin realizar descansos, estamos llevando a cabo un sobreesfuerzo de nuestro sistema visual. Cuando utilizamos el ordenador, el móvil, leemos o vemos la televisión, los músculos que se encargan de acomodar la visión para poder ver de forma nítida a corta distancia, se agotan. Lo mismo ocurre cuando realizamos actividades que requieren fijar la vista en objetos lejanos de manera prolongada, como por ejemplo cuando conducimos.
  • Alteraciones refractivas como la miopía, el astigmatismo, la presbicia o la hipermetropía que no han sido tratadas o que requieren una corrección.
  • Los cambios de visión lejana a cercana y/o viceversa de manera continua.
  • Las condiciones ambientales también influyen en la fatiga ocular. El aire acondicionado, el humo del tabaco, los alérgenos o una mala iluminación (tanto por deslumbramiento como por falta de luz) afectan a la actividad muscular de nuestro sistema ocular.
  • La sequedad ocular.

Al cansancio visual causado, de manera específica, por las pantallas se le denomina “Síndrome visual informático (SVI)”.

Síntomas de la fatiga ocular

Los principales síntomas característicos de la fatiga visual u ocular son los siguientes:

  • Sequedad o lagrimeo
  • Escozor, sensación de calor o de “arenilla”
  • Enrojecimiento de la conjuntiva y/o párpados
  • Inflamación de los párpados
  • Dificultades para enfocar, visión anormal
  • Dolor de cabeza
  • Mareos
  • Sensación de sueño o dificultad para concentrarse
  • Fotofobia o sensibilidad a la luz

 

¿Cómo prevenir la fatiga visual en el trabajo?

 

  • Es importante adecuar el espacio en el que vamos a trabajar, asegurando siempre una correcta iluminación y una temperatura adecuada, en caso de ser necesario, un humidificador puede ser un elemento indispensable. Según el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (INSST), la temperatura adecuada en invierno es de entre 20 y 24 grados Celsius y en verano entre 23 y 26 grados. Respecto a la humedad, debería situarse entre el 30 y el 70%, excepto si se hace uso del aire acondicionado que reseca el ambiente, en ese caso la humedad no debería bajar del 50%.
  • Debemos comprobar que la pantalla del ordenador, tablet, ebook o móvil que vayamos a utilizar no tiene reflejos. 
  • Relajar la vista. Lo ideal sería realizar descansos visuales de 20 segundos cada 20 minutos de esfuerzo visual, desviando la vista y mirando a una distancia de alrededor de 6 metros o al infinito.
  • Intentar optimizar el espacio, colocando el escritorio de manera lateral a las ventanas, y usar luz indirecta.
  • Adoptar una correcta posición ante el ordenador o dispositivo digital. Es importante  fomentar la higiene postural colocando los pies en el suelo, la espalda recta en la silla y mirando de frente al ordenador a la altura de los ojos, nunca hacia los lados.
  • Utilizar un filtro para luz azul.
  • Parpadear con frecuencia y/o utilizar lágrimas artificiales para evitar la sequedad en los ojos. 
  • Realizar ejercicios oculares

Felicidad en el trabajo

Pasamos la mayor parte de nuestro día trabajando, por eso el bienestar laboral cobra cada vez mayor protagonismo. En Elma, nos preocupamos por ti. Por eso, ofrecemos a nuestros asegurados, a través de la app, un programa de Mindfulness. Se trata de una técnica efectiva para promover la atención consciente, reducir el estrés, aumentar la autoconciencia y mejorar el bienestar general. 

Si tienes cualquier consulta relacionada con la salud en el ámbito laboral, a través del Servicio de Asistencia Médica Digital de Elma (App Android y IOS), nuestro equipo médico podrá atenderte y resolver tus dudas.

Además, siempre que lo necesites, te recomendarán una visita presencial con alguno de los más de 37.000 especialistas y hospitales de nuestra red.