Burnout: cómo afecta el estrés laboral a nuestra salud

Nuestra vida cotidiana está marcada por varias situaciones que nos implican exigencias físicas y mentales. El estrés, palabra que viene del inglés y quiere decir “tensión, opresión” que en el ámbito médico denota “tensión emocional o nerviosa” es, en cierta medida, saludable y necesario para movilizarnos y empujarnos a resolver situaciones y conseguir metas propuestas. El problema viene cuando el estrés, especialmente vinculado al bienestar laboral, comienza a ser excesivo y sobrepasa nuestra capacidad física y mental para hacerle frente o recuperarnos del mismo.

Principales síntomas del Burnout

 

Cuando el estrés sobrepasa nuestra capacidad para hacerle frente, es entonces cuando podemos experimentar síntomas de estrés laboral que se manifiestan; 

  • Ansiedad en el trabajo
  • Dificultad en la concentración
  • Menor rendimiento
  • Sentimientos de frustración
  • Síntomas físicos como dolores de cabeza, de estómago, etc.
  • Mayor tendencia a sufrir enfermedades por disminución de las defensas inmunológicas, entre otros.

 

Cuando esta ansiedad laboral se hace crónica o se va acumulando podemos caer en lo que se ha denominado Síndrome de Burnout o Burnout laboral cuya traducción literal sería “síndrome del quemado”. Este se caracteriza por la presencia de agotamiento emocional (pérdida de energía, agotamiento físico y mental), despersonalización (endurecimiento en las relaciones, cinismo, actitudes negativas hacia el trabajo) y falta de realización personal (baja autoestima, frustración, síntomas físicos).

Los profesionales más predispuestos a padecer este síndrome son aquellos que trabajan con personas, pacientes, clientes y atención al público. A la larga, las personas que lo padecen muestran menor o ninguna implicación en sus tareas, pérdida del sentido de responsabilidad, desmotivación, sentimiento de abandono, pérdida de perspectivas e, incluso, pudiendo llegar a una depresión en el trabajo.

Los profesionales más predispuestos a padecer el Síndrome del Burnout son aquellos que trabajan con personas, pacientes, clientes y atención al público.

Factores de riesgo que predisponen la aparición del Burnout

 

Existen dos tipos de factores de riesgo que predisponen la aparición del Burnout: los propios intrínsecos del trabajador y los dependientes del ambiente laboral.

Por un lado, son más propensos a sufrir este síndrome las personas que se identifican fuertemente con el trabajo y desatienden su vida personal, intentando ser todo para todos, asumiendo tareas que no le corresponden. Suelen ser personas con falta de seguridad en uno mismo, falta de formación específica para desempeñar sus tareas, baja tolerancia al estrés o con tendencia a la ansiedad y depresión.

Por otra parte, dentro de las causas organizativas, se encuentran; la carga de trabajo excesiva, la falta de participación en decisiones sobre su trabajo como el horario y las metas a cumplir, definición poco clara de las autoridades y competencias de su puesto laboral, trabajar con personas conflictivas, diferencias de valores, tareas extremadamente monótonas o caóticas o falta de apoyo en su entorno, entre otras. 

Felicidad en el trabajo

Pasamos la mayor parte de nuestro día trabajando, por eso el bienestar laboral cobra cada vez mayor protagonismo. En Elma, nos preocupamos por ti. Por eso, ofrecemos a nuestros asegurados, a través de la app, un programa de Mindfulness. Se trata de una técnica efectiva para promover la atención consciente, reducir el estrés, aumentar la autoconciencia y mejorar el bienestar general. 

Si tienes cualquier consulta relacionada con la salud en el ámbito laboral, a través del Servicio de Asistencia Médica Digital de Elma (App Android y IOS), nuestro equipo médico podrá atenderte y resolver tus dudas.

Además, siempre que lo necesites, te recomendarán una visita presencial con alguno de los más de 37.000 especialistas y hospitales de nuestra red.