Claves y beneficios de la felicidad laboral

Hoy en día, las personas no se contentan sólo con el mero hecho de tener un empleo, sino que, además, buscan bienestar laboral y que les reporte algo más que un beneficio económico: la felicidad en el trabajo. La cuestión es cómo conseguir esta tan codiciada meta a la que todos deberíamos apuntar. Esta meta vendrá determinada por dos factores; el personal y el entorno laboral.

Antes de nada, debemos definir qué es el trabajo. Se trata de un conjunto de actividades realizadas con el objetivo de atender necesidades humanas, conseguir resultados y solucionar problemas, brindando un servicio a nuestros semejantes, utilizando nuestros talentos físicos, intelectuales, emocionales, sociales y espirituales.

 

Factores que influyen en la felicidad laboral

 

Personal y propio de cada trabajador

El primer factor a tener en cuenta para ser feliz en el trabajo, es el personal y propio de cada trabajador. Como en otras instancias de la vida, el sentirnos plenos como seres humanos va a depender, principalmente, de nosotros mismos y de nuestra actitud ante la vida. Para ser un trabajador feliz antes debemos convertirnos en una persona feliz, y esto implica el auto-respeto.

Es imprescindible dedicar tiempo a conocerse uno mismo, reconocer las virtudes y defectos, los gustos y pasiones, las habilidades naturales y las que se pueden aprender y adquirir. Asimismo, ser consciente de las limitaciones y dificultades de cada uno. Todo  esto sin dejar de lado los valores, creencias e ideales que tenemos en la vida. De esta manera, se internalizan los motores de la motivación al trabajo, y somos capaces de escoger los trabajos más adecuados a las realidades y aspiraciones de cada uno. Debemos tener claro, qué buscamos en cada trabajo, que nos interesa aprender, que parte de nuestro ser queremos potenciar y mejorar. 

Después, debemos afrontar el trabajo con una actitud positiva y con implicación plena, enfocando nuestras energías en solucionar los problemas que puedan surgir, dando rienda suelta a nuestra creatividad y productividad, brindando un trato agradable y solidario a nuestros compañeros y responsables.

El trabajo es un conjunto de actividades realizadas con el objetivo de atender necesidades humanas, conseguir resultados y solucionar problemas, utilizando nuestros talentos. 

Condiciones laborales

 

En segundo lugar, la felicidad laboral estará supeditada, en cierta medida, a las condiciones laborales en que nos encontremos. Algunas de las condiciones que pueden influir son:

Espacio de trabajo

Debe ser cómodo y adecuado a las necesidades de las tareas, para facilitar el desenvolvimiento de los trabajadores, dinamizar los funcionamientos, evitar pérdidas de tiempo y desgaste de energías. Y, por supuesto, además de confortable, el entorno físico debe ser seguro.

 

Relaciones interpersonales

Cuidar el trato entre los compañeros y fomentar un liderazgo respetuoso. Es importante la formación acerca de las maneras adecuadas de interactuar en las relaciones laborales, cursos de inteligencia emocional y coaching. Es importante saber validar las aptitudes del personal, que está realizando importantes esfuerzos por la empresa, y dar reconocimiento a sus logros.

 

Flexibilidad

Los horarios de trabajo deben permitir a los empleados poder realizarse en su vida personal. Si es posible, que dentro de la misma empresa haya espacio para comidas saludables, relajación, ejercicio, deportes y recreación. Cuando sea posible, permitir el home office, si ello no acarrea problemas en la ejecución de las tareas y constituye un beneficio para el trabajador.

 

Formación intelectual y profesional

Generar espacios de aprendizaje y brindar cursos de perfeccionamiento puede aumentar el sentimiento de pertenencia y gratitud hacia el empleador. Permite, además, conocerse en ámbitos diferentes y descubrir capacidades que permanecían ocultas hasta entonces.

 

Otros factores que pueden contribuir a la ecuación felicidad-trabajo son; los salarios convenientes, desarrollo de habilidades, realización personal, liderazgo, formación, reconocimiento, beneficios sociales y estabilidad, entre otros.

Finalmente, teniendo en cuenta todos estos aspectos, se contribuye a crear un ambiente laboral agradable, se mantiene la motivación y aumenta la creatividad entre los empleados, se reduce el absentismo laboral y la rotación, se consigue una mayor productividad y, por consiguiente, el crecimiento de la empresa.

Felicidad en el trabajo

Pasamos la mayor parte de nuestro día trabajando, por eso el bienestar laboral cobra cada vez mayor protagonismo. En Elma, nos preocupamos por ti. Por eso, ofrecemos a nuestros asegurados, a través de la app, un programa de Mindfulness. Se trata de una técnica efectiva para promover la atención consciente, reducir el estrés, aumentar la autoconciencia y mejorar el bienestar general. 

Si tienes cualquier consulta relacionada con la salud en el ámbito laboral, a través del Servicio de Asistencia Médica Digital de Elma (App Android y IOS), nuestro equipo médico podrá atenderte y resolver tus dudas.

Además, siempre que lo necesites, te recomendarán una visita presencial con alguno de los más de 37.000 especialistas y hospitales de nuestra red.