Los empleados buscan flexibilidad horaria

En el marco de unas relaciones laborales cada vez más globales y cambiantes, existe un mayor número de empleados que están priorizando el establecimiento de un régimen laboral flexible. Se trata de una medida que promueve el bienestar laboral. Y es que, fomentar modelos flexibles de trabajo permite no sólo que los trabajadores adapten su horario al resto de necesidades en su vida, sino también a aquellas franjas en que son más productivos. Flexibilizar el trabajo puede, además, reducir el estrés secundario a la necesidad de compaginar la vida laboral con la personal, aumentando el rendimiento del trabajador.

Medidas de flexibilidad laboral 

 

Existen distintas medidas encaminadas a aumentar la flexibilidad laboral. La más popular es el horario flexible o la autoprogramación. La existencia de este tipo de formatos permite al trabajador salir de la jornada laboral “típica” de 8 horas, que empezaba a las 9-10 de la mañana con parada para comer, adaptándose a sus necesidades personales. La flexibilidad horaria podría permitir, incluso, concentrar la carga laboral en determinados días en los que el trabajador contase con más disponibilidad. Otras medidas como la jubilación parcial también quedarían inscritas dentro de este tipo de prácticas.

 

Asimismo, el crecimiento exponencial que ha sufrido el teletrabajo en relación con la pandemia por COVID-19 en el año 2020, ha supuesto un apoyo importante. No solo permite al trabajador permanecer en su domicilio, sino que disminuye los tiempos de traslado y, ante determinadas circunstancias, le permite desarrollar su actividad en un ambiente de trabajo más adaptado a sus necesidades, incluyendo la presencia de problemas de salud.

Flexibilizar el trabajo puede reducir el estrés secundario a la necesidad de conciliar, aumentando el rendimiento del trabajador.

Trabajo flexible y salud

 

Desde el punto de vista de la salud, una revisión científica de 2010 ya indicó la existencia de beneficios asociados a la instauración de medidas de flexibilidad laboral. Según esta revisión, aquellas medidas de flexibilización que partían de los propios trabajadores como los turnos autoprogramados o la jubilación parcial, o anticipada, podría mejorar distintos aspectos de la salud como la presión arterial sistólica, la frecuencia cardiaca, la salud mental, el sueño y la autopercepción del estado de salud y la de bienestar en el propio trabajo (sentido de pertenencia y apoyo social de los compañeros), sin producir efectos perjudiciales. Sin embargo, la propia revisión señala la necesidad de contar con más y mejores estudios científicos que permitan evaluar la repercusión de cada medida concreta. Además, debemos tener en cuenta que, desde el año 2010, han acontecido importantes cambios laborales, tecnológicos y culturales que probablemente hayan hecho evolucionar las oportunidades y la repercusión de los regímenes de trabajo flexibles.

De esta forma, el crecimiento de los modelos de flexibilidad laboral puede responder no sólo a un requerimiento organizativo de la empresa y los trabajadores, sino también a la necesidad de mejorar el bienestar laboral de estos.

Felicidad en el trabajo

Pasamos la mayor parte de nuestro día trabajando, por eso el bienestar laboral cobra cada vez mayor protagonismo. En Elma, nos preocupamos por ti. Por eso, ofrecemos a nuestros asegurados, a través de la app, un programa de Mindfulness. Se trata de una técnica efectiva para promover la atención consciente, reducir el estrés, aumentar la autoconciencia y mejorar el bienestar general. 

Si tienes cualquier consulta relacionada con la salud en el ámbito laboral, a través del Servicio de Asistencia Médica Digital de Elma (App Android y IOS), nuestro equipo médico podrá atenderte y resolver tus dudas.

Además, siempre que lo necesites, te recomendarán una visita presencial con alguno de los más de 37.000 especialistas y hospitales de nuestra red.