Reconocimiento Médico Laboral, ¿es necesario?

Otra medida fundamental para fomentar el bienestar laboral es el Reconocimiento Médico Laboral. La ley de Prevención de Riesgos Laborales (Ley 31/1995) en su artículo 22, dicta que el empleador tiene la obligación de proveer a sus empleados de la vigilancia de su salud, de manera periódica, en función de los riesgos que pueda conllevar la actividad laboral que desempeñe el trabajador. De esta manera, se regula la aplicación del Reconocimiento Médico Laboral, que consiste en una exploración médica, mediante diversas pruebas y preguntas que recopilan información clínica sobre el trabajador, para detectar problemas de salud que estén en relación con los riesgos específicos que puedan acarrear los diferentes puestos de trabajo.

Mediante el Reconocimiento Médico Laboral, se conoce el estado de salud actual del trabajador y su relación con los riesgos que puede ocasionar su actividad laboral, así como informar de las medidas que deberá tomar para prevenirlos y la posibilidad de adaptar su trabajo a las condiciones de salud del empleado.

En este sentido, mediante la LPRL, que es el marco legislativo de la actividad preventiva, el trabajador tiene derecho a someterse al Reconocimiento Médico Laboral una vez al año y dentro de su jornada laboral, o en su defecto, con el descuento de tiempo invertido, siendo normalmente de carácter voluntario. 

La obligatoriedad o no de este chequeo, así como su periodicidad se estipula en función de si a causa de la actividad que lleve a cabo el trabajador, este puede poner en riesgo la salud o la vida del resto de sus compañeros.

 

Se establece la siguiente regularidad en la aplicación del Reconocimiento Médico Laboral (Real Decreto 39/1997):

  • Al inicio de la relación laboral
  • Cuando se reanuda la actividad laboral tras una baja médica
  • Cuando se asignan nuevas actividades al trabajador que conllevan nuevos riesgos
  • Periódicamente, en función de los riesgos que acarree la actividad del puesto de trabajo
  • Vigilancia más allá de la finalización de la relación laboral, si ésta ha conllevado riesgo inherente, como por ejemplo Amianto.

En el marco legislativo de la actividad preventiva, el trabajador tiene derecho a someterse al Reconocimiento Médico Laboral una vez al año y dentro de su jornada laboral.

¿Qué contempla el Reconocimiento Médico Laboral?

 

El Reconocimiento Médico Laboral debe realizarse por un médico especialista en Medicina del trabajo o un médico diplomado en medicina de empresa y una enfermera (DUE) de empresa, además de auxiliares de clínica con la formación correspondiente.

 

Contenido fundamental del Reconocimiento Médico Laboral:

 

  • Historia Clínica-Laboral que comprenda los antecedentes personales, familiares, y laborales.
  • Exploración clínica completa que comprenda datos biométricos (índice de masa corporal, peso, talla, pulso y perímetro abdominal) y exploración física (auscultación cardíaca y respiratoria, control de la presión arterial, exploración de aparato locomotor, abdominal, piel y sistema neurológico)
  • Pruebas complementarias: En función de los riesgos que acarree la actividad laboral específica, pero habitualmente comprenden un análisis de sangre y orina,Electrocardiograma (ECG), audiometría y tonometría.

Felicidad en el trabajo

Pasamos la mayor parte de nuestro día trabajando, por eso el bienestar laboral cobra cada vez mayor protagonismo. En Elma, nos preocupamos por ti. Por eso, ofrecemos a nuestros asegurados, a través de la app, un programa de Mindfulness. Se trata de una técnica efectiva para promover la atención consciente, reducir el estrés, aumentar la autoconciencia y mejorar el bienestar general. 

Si tienes cualquier consulta relacionada con la salud en el ámbito laboral, a través del Servicio de Asistencia Médica Digital de Elma (App Android y IOS), nuestro equipo médico podrá atenderte y resolver tus dudas.

Además, siempre que lo necesites, te recomendarán una visita presencial con alguno de los más de 37.000 especialistas y hospitales de nuestra red.