Dolor de ovarios durante el embarazo 

 

Los síntomas relacionados con el embarazo es una de las cuestiones que más interesan durante la maternidad.

Son muchas las mujeres que, sobre todo durante las primeras semanas de embarazo, hacen referencia al dolor de ovarios o pinchazos ováricos y se preguntan si es normal. Lo cierto es que sufrir un dolor similar al de la menstruación, incluyendo dolor de espalda, dolor pélvico y también calambres, durante las primeras semanas de embarazo o incluso durante el primer trimestre es habitual y normal. De hecho, algunos de estos síntomas podrían darse durante los nueve meses que, de media, suele durar un embarazo.

Sin embargo, es conveniente conocer los tipos de dolores de causa obstétrica que pueden darse con mayor frecuencia en esta etapa para saber detectar si hay algún signo de alerta que nos advierta que debemos visitar al médico.

Tipos de dolores de causa obstétrica

Dolor ovárico

 

Es un dolor habitual, similar al de una menstruación. Suele asustar a las mujeres que ya saben que están embarazadas porque les da la sensación de que, en cualquier momento, puede aparecer el periodo menstrual. Por el mismo motivo, las que aún no conocen su estado pueden creer que no están embarazadas. 

Este dolor no es grave, se debe a la implantación del embrión y el consecuente acomodamiento del útero que comienza a modificarse y crecer.

 

Embarazo ectópico

 

Si este dolor menstrual es agudo, intenso y/o se acompaña de sangrado moderado o abundante, lo más indicado es acudir al médico ya que podría tratarse de un embarazo ectópico. El embarazo ectópico se da cuando el embrión se implanta en algún otro lugar diferente al útero (frecuentemente en las trompas de Falopio) imposibilitando su viabilidad. Éste suele acompañarse, también, por otros síntomas como rigidez abdominal, vómitos, náuseas,hipotensión y/o taquicardia.

 

Aborto espontáneo

 

Es la interrupción del embarazo de manera espontánea, o natural, antes de las 20 semanas de gestación. El síntoma más característico son los cólicos abdominales que pueden ir acompañados, o no, de sangrado y de contracciones uterinas.

 

Dolor por ligamentos uterinos

 

Este dolor es habitual, ya que durante el embarazo comienzan a estirar los ligamentos conforme va creciendo el útero con el objetivo de prepararse para el momento de dar a luz. Especialmente, es el ligamento redondo del útero el que puede causar un mayor dolor, parecido al de la menstruación. 

 

Torsión Anexial

 

Consiste en la torcedura del ovario que impide el riego sanguíneo y causa un dolor agudo intenso y repentino que puede ir acompañado frecuentemente de fiebre, vómitos, sangrado y/o calambres. Aunque no es habitual que ocurra, el momento más común para que se dé es precisamente durante el embarazo. 

 

Preeclampsia 

 

La característica principal de la preeclampsia es la hipertensión arterial y afectación renal o hepática, aunque también puede causar daños a otros órganos, como el cerebro. Puede provocar un desprendimiento prematuro de placenta, pérdida de embarazo o parto prematuro. 

 

Los síntomas más característicos que debes tener en cuenta son un aumento de la presión arterial acompañada de dolores de cabeza, cambios en la visión, vómitos, náuseas, dolor en el abdomen y/o dificultad para respirar.

 

Desprendimiento prematuro de placenta

 

Ocurre cuando la placenta se separa, parcialmente o en su totalidad, de la pared del útero. La placenta es el órgano que permite que lleguen al feto los nutrientes y el oxígeno necesario para su desarrollo y viabilidad.

En función de si el desprendimiento es parcial o total los síntomas pueden abarcar desde un pequeño sangrado y/o cólicos a dolor abdominal intenso, hemorragia abundante y contracciones.

 

Contracciones de Braxton Hicks

 

Son contracciones que preparan al útero y la madre para el momento del parto. Pueden empezar meses antes de que vaya a producirse el alumbramiento y, en muchos casos, pasan desapercibidas. Sin embargo, cuando son perceptibles para la futura madre se caracterizan por ser irregulares y más que dolorosas, son molestas.

Así pues, los signos de alarma que hay que tener en cuenta durante el embarazo para acudir al médico cuanto antes son:

 

  • Ginecorragia o sangrado vaginal
  • Dolor pélvico o abdominal intenso, agudo o que empeora
  • Hipotensión o hipertensión
  • Fiebre y/o escalofríos

 

Por lo tanto, el dolor similar al menstrual durante el embarazo es normal y está causado por los cambios que se producen en el organismo de la mujer a causa del embarazo:  el aumento del útero durante el crecimiento del bebé, estiramiento de los ligamentos que lo sostienen, o las contracciones que comienzan a darse para preparar al organismo para el momento del parto.

Ayuda de la tecnología

El embarazo es un periodo de cambios e ilusiones muy importante en la vida de una mujer. Conscientes de ello y de la preocupación que suscita desde el punto de vista de tu salud como futura madre y de la de tu bebé, en Elma nos ponemos a tu disposición para que estés informada lo mejor posible y ayudarte a resolver tus dudas acerca de la maternidad.

Elma cuenta con un equipo de médicos y especialistas de la salud que está a tu servicio las 24 horas del día todos los días de la semana para guiarte y prestarte una asistencia médica profesional accesible.