Pediatría: todo sobre el cuidado de los niños

 

La pediatría se encarga del estudio del niño en su totalidad desde el punto de vista emocional, psicomotriz, de crecimiento, de prevención de enfermedades, de relación con su entorno… 

  • ¿Qué es la Pediatría?

    La pediatría es la especialidad médica dedicada a la salud de los niños desde su nacimiento hasta la etapa de la adolescencia.  

    Sin embargo, como rama médica no solo trata las enfermedades infantiles, sino el crecimiento y el desarrollo de los niños sanos: la pediatría se encarga del estudio del niño en su totalidad desde el punto de vista emocional, psicomotriz, de crecimiento, de prevención de enfermedades (vacunación, tratamientos…), de relación con su entorno… 

    El origen de la pediatría como especialidad nació en España en el siglo XIX de la necesidad, tanto práctica como científica, de analizar la evolución del ser humano en el periodo en que va formándose física y emocionalmente en su andadura a la madurez. 

    La infancia y la adolescencia son periodos de la vida en los que el ser humano evoluciona muy rápido, sufre cambios constantes tanto a nivel físico como psicológico, constituyéndose como una fase vital de suma importancia para sentar las bases, la salud y la forma de ser del futuro adulto. 

Las peculiares características del niño y adolescente en este proceso de crecimiento constante y sus formas de reaccionar, desde el punto de vista médico y de relación con su entorno (social, escolar y familiar), tan diferentes a las de un adulto, han hecho imperativa la existencia de la pediatría como especialidad médica.  

La Pediatría aborda: 

  • Los cuidados del niño y adolescente sano con la Pediatría Preventiva. 
  • La asistencia médica integra del niño y adolescente enfermo con la Pediatría Clínica. 
  • Las interrelaciones sociales con su entorno con la Pediatría Social.  

  • Pediatría Preventiva

    Prevenir es clave a la hora de cuidar la salud de los más pequeños de la casa y por eso es importante la Pediatría Preventiva en su afán por preservar el bienestar del niño y el adolescente.  

    La Pediatría Preventiva se encarga de supervisar la atención integral del niño sano, su vacunación, dar consejos familiares y de hábitos de vida saludables o llevar un control del crecimiento, entre otras cosas. 

    • Vacunación 
    • Hábitos de vida saludables 
    • Cuidar la alimentación 

La infancia y la adolescencia son periodos de la vida en los que el ser humano evoluciona muy rápido, sufre cambios constantes tanto a nivel físico como psicológico 

Especialidades de la Pediatría

En Pediatría, la atención a la salud y el desarrollo del niño/adolescente se realiza desde diferentes áreas o subespecialidades médicas.

Consulta aquí las diferentes especialidades en pediatría

  • Neonatología: cuidados y atención del recién nacido, especialmente en bebés prematuros. 
  • Medicina de la Adolescencia: cuidados y atención del adolescente 
  • Alergología: la alergia y todas sus manifestaciones  
  • Dermatología: atención a las afecciones en la piel, pelo y uñas 
  • Nutrición: alimentación adecuada desde el periodo de la lactancia materna a la adolescencia en todas las etapas de desarrollo  
  • Neumología: enfermedades pulmonares y de vías respiratorias 
  • Gastroenterología: enfermedades relacionadas con el aparato digestivo 
  • Hematología: vigilancia de las enfermedades de la sangre, de los elementos inmunológicos que contiene y de los órganos que la producen  
  • Logopedia: corrección de alteraciones que afectan a la voz, la pronunciación y al lenguaje con técnicas de reeducación 
  • Nefrología: análisis de la anatomía, enfermedades y fisiología del riñón   
  • Neurología: especialidad dedicada a todo lo concerniente al sistema nervioso 
  • Neurocirugía: enfermedades del sistema nervioso tratadas mediante operaciones quirúrgicas  
  • Cirugía pediátrica: estudio de la fase preoperatoria, la operación y el cuidado postoperatorio en la etapa fetal (cirugía fetal), del lactante, del niño y del adolescente 
  • Odontopediatría: rama de la odontología dedicada a la etapa infantil y sucesivas hasta la adolescencia. Se ocupa de patologías muy comunes como el dolor de dientes en bebés. 
  • Psicología y Psiquiatría infantil y adolescente: abordan los problemas/enfermedades mentales o del comportamiento 
  • Traumatología: lesiones del aparato locomotor, los traumatismos y sus consecuencias 
  • Cardiología y cardiopatías congénitas: enfermedades del corazón y del aparato circulatorio 
  • Endocrinología: anatomía, funciones y alteraciones de las glándulas endocrinas 
  • Oncología: tratamiento del cáncer 
  • Reumatología: diagnóstico y tratamiento de las enfermedades musculoesqueléticas y autoinmunes sistémicas 
  • Radiología: rama médica que utiliza la tecnología imagenológica para diagnosticar y tratar enfermedades 
  • Urgencias: cuando la gravedad requiere la atención o intervención médica inmediata en un centro médico 
  • Cuidados intensivos: hospitalización del niño o adolescente en el área de cuidados intensivos debido a la gravedad o peculiaridades de su dolencia/enfermedad 
  • Pediatría social: enfoque global y multidisciplinario de la salud infantil dentro del contexto social y el medio en el que se desenvuelve, estudia las causas sociales que pueden alterar la salud del niño. 

Enfermedades Infantiles

Los niños y adolescentes, como los adultos, pueden padecer multitud de enfermedades, pero hay una serie de dolencias que son muy típicas y comunes en este periodo concreto de evolución y desarrollo del ser humano. 

Consulta aquí las enfermedades Infantiles más comunes

  • La alergia: las reacciones del sistema inmunitario ante determinados elementos como medicamentosplantas, animales, picaduras o alergias alimentarias.
  • Cólicos del lactante: episodio de llanto en el bebé (primeros 4 meses de vida) de inicio súbito con rigidez de tronco y/o extremidades que aparece por la tarde-noche y no se puede consolar pues no se calma. 
  • El asma: dificultades para respirar, o hacerlo en compañía de un silbido, tos persistente, o sintiendo presión en el pecho, sobre todo por la mañana y por la noche. 
  • Dolor de cabeza: puede surgir por diversas causas (infecciones o molestia asociada a otra enfermedad) y ser algo temporal que mejore con tratamiento analgésico, pero si excepcionalmente persiste es clave saber detectar los síntomas.
  • La varicela: enfermedad causada por el virus Varicela-Zoster, perteneciente a la familia de los herpes, caracterizada por la aparición de vesículas que suelen surgir en la cabeza y el tronco provocando prurito y en ocasiones fiebre alta.
  • Impétigo: infección bacteriana que aparece en la superficie de la piel, manifestándose con lesiones visibles en forma de costras o ampollas que surgen, generalmente, en las zonas más expuestas de la piel.
  • Eritema Infeccioso: patología vírica que se contagia, principalmente, mediante las secreciones respiratorias, y se manifiesta con un enrojecimiento de la piel en cara y nalgas del niño afectado.
  • Sarampión: enfermedad vírica que aparece en la parte interior de la boca, las mejillas y el paladarextendiéndose a cara y cuello. Se caracteriza por lesiones en forma de pápulas rojas que producen prurito y pueden ir acompañadas por tos, fiebre y dolor muscular.
  • Rubéola: patología vírica que provoca la aparición de lesiones en la piel de color rosado que se inician en la cara, detrás de las orejas y el cuello y se extienden al tronco. No se da el prurito, pero es posible detectar diferentes ganglios inflamados.
  • Parotiditis: enfermedad vírica que se contagia a través de estornudos y tos y está caracterizada por un agrandamiento de las glándulas parótidas, ubicadas debajo de la mandíbula, y, ocasionalmente, dolor de cabeza, de garganta y fiebre.
  • Rinofaringitis o resfriado común: generalmente responde a una causa vírica siendo más común en los meses de otoño e invierno y cuando los niños empiezan a ir a la guardería. Produce síntomas específicos como congestión nasal, fiebre y tos.
  • Rinitis: trastorno que afecta a la mucosa nasal y produce molestias en la zona con obstrucción, estornudos, picor, secreciones nasales frecuentes y/o pérdida de olfato.
  • Bronquitis y Bronquiolitis: las infecciones respiratorias son muy frecuentes en los primeros años de vida a causa de microorganismos que afectan al aparato respiratorio. Cuando se dan en la zona pulmonar provocan bronquitis o bronquiolitis.
  • Amigdalitis Aguda: acostumbra a responder a una causa bacteriana y provoca congestión nasal, tos y fiebre que suele ser alta. Su aparición provoca un enrojecimiento visible de la garganta.
  • Otitis Media Aguda: infección muy común en niños menores de tres años, casi siempre bacteriana pero también puede ser vírica. Su sintomatología más habitual es el dolor del oído afectado, fiebre y diarrea, sobre todo en niños pequeños.
  • Giardiasis: enfermedad muy contagiosa y común en niños de 1 a 5 años. Su transmisión se produce, sobre todo, a partir del contacto con otros niños en guarderías, parques o colegios y provoca diarreas crónicas durante varias semanas con otros síntomas como náuseas, inapetencia, fiebre baja y gases o distensión abdominal.
  • Infección Urinaria o cistitis: muy frecuente en los primeros años de vida, suele estar provocada por la bacteria E. Coli. Se presenta con síntomas característicos como tener ganas de orinar de forma persistente y sentir escozor al hacerlo, que también pueden ir acompañadas con inapetencia y fiebre.
  • Gastroenteritis: es la inflamación del tubo digestivo que causa vómitos, diarrea y a veces fiebre o cólicos. Puede provocarla una infección vírica, bacteriana o parasitaria.
  • Enfermedad boca-mano-pie: es vírica y provoca ampollas en las palmas de la mano, las del pie y/o en el interior de la boca. Su contagio es vía respiratoria o fecal-oral.
  • Conjuntivitis: inflamación de la conjuntiva (zona blanca del ojo) causada por un virus cuyo periodo de contagio es de al menos 9 días dado que las partículas víricas pueden permanecer en telas, sábanas, toallas, baberos, etc. 

Pediatría Online

Conscientes de la preocupación que suscita siempre la salud de los más pequeños de la casa, en ELMA queremos que estés informado lo mejor posible. Por eso cuentas con nuestro grupo de expertos en Pediatría, a los que puedes consultar de forma totalmente online desde tu teléfono móvil.  

ELMA está a tu disposición las 24 horas de cada día para prestarte una asistencia médica profesional accesible, para resolver tus consultas de salud en red, para contestar tus preguntas y dudas relacionadas con la prevención de patologías, para procurar el bienestar y la salud de niños y niñas, y para aconsejar sobre cómo actuar si la enfermedad ha hecho aparición. Todo ello sin tener que salir de casa. 

Tu salud y la de tu familia nos preocupa, ELMA se preocupa por ti, ¡cuenta con nosotros!

Cómo te ayuda la telemedicina

 

En ELMA, puedes contactar con nuestro equipo médico las 24h del día y realizar consultas a través de videollamada o chat en nuestra App de IOS y Android. Es muy importante hacer uso de la telemedicina ya que no sólo te atenderán con mayor rapidez sino que, también, ayudarás a descongestionar el sistema sanitario.