La importancia de la Medicina Preventiva

 

  • ¿Qué es la Medicina Preventiva?

    La Medicina Preventiva es la especialidad médica que se encarga de prevenir enfermedades en base a distintas actuaciones, pruebas diagnósticas, recomendaciones y consejos médicos. 

    Esta especialidad pretende evitar que desarrollemos enfermedadades, utilizando técnicas encaminadas a mantener y promover nuestra salud y bienestar. Y es que ya dice el refrán que “más vale prevenir que curar” como clara referencia a lo que hoy en día es la Medicina Preventiva.

    Centrada en el objetivo de emprender estrategias para preservar la salud de las personas sanas, promueve la prevención de la enfermedad y el diagnóstico temprano, junto a los tratamientos más adecuados.

La necesidad de prevenir para estar sanos  

 La mejor manera de que llevemos una vida saludable es estar pendientes de nuestra salud y para ello es clave que tengamos presente la importancia de prevenir. Cuando caemos enfermos o nos encontramos mal resulta obvio que acudamos al médico, pero no estamos tan concienciados de hacerlo si se trata de evitar enfermar. 

No es tan frecuente que nos percatamos de los beneficios de una medida de prevención si no sentimos síntomas o malestar, pero debemos saber que es una de las mejores armas para luchar contra las patologías antes de que aparezcan. 

La consecuencia de no percibir la necesidad de prevención para nuestra salud puede derivar en que no prevengamos de forma correcta a pesar de tener acceso a la Medicina Preventiva.

Al no hacerlo estamos más expuestos a una medicación errónea o una sobremedicación, por lo que cobra especial relevancia tener claro que para llevar una vida saludable es imprescindible la prevención.

 

 

Conocer al paciente para prevenir

Hoy en día, igual de importante es el tratamiento según nuestros síntomas clínicos que tener en cuenta nuestras características personales. Ha ido cobrando importancia la personalización, tanto en prevención como en tratamiento, gracias a los avances en genética (genómica) como forma de acercarse a una mayor precisión en la Medicina Preventiva.  

Establecer cuidados y medidas preventivas individuales según sea el paciente puede ayudar significativamente. El hecho de personalizar los cuidados médicos, recomendar las pruebas diagnósticas más adecuadas a cada uno y modificar hábitos de vida ajustados a la cotidianidad de cada persona, ayuda a prevenir. 

De este modo, es posible eludir o retardar la aparición de la enfermedad y mejorar nuestra calidad de vida si, con ayuda de la prevención, mantenemos un buen estado de salud. Para ello, además de seguir consejos básicos saludables (realizar actividad física, tener una alimentación equilibrada y una higiene personal adecuada), hay que acudir al médico regularmente cada cierto tiempo.

Es el especialista el que supervisa nuestros estado de salud, realiza chequeos médicos, y en base a los resultados puede detectar de forma precoz los problemas de salud que se nos puedan presentar y tratarlos en sus primeras fases.

Tipos de Medicina Preventiva

La Medicina Preventiva se debe aplicar en todas las franjas de edad de los pacientes, y existen cuatro niveles según el momento y las necesidades de cada persona.

Prevención primaria 

En este nivel, se impulsan todas las actuaciones necesarias para evitar y retrasar la aparición de la enfermedad en personas sanas que, por lo tanto, se realizan antes de la aparición de la enfermedad. 

Ejemplos de actuación en prevención primaria son la promoción de la vida saludable, la vacunación o la administración de medicinas para prevenir enfermedades concretas, entre otras actuaciones.

 

Prevención secundaria 

La Medicina Preventiva secundaria se centra en medidas específicas para detectar de forma temprana patologías concretas. El fin también es la detección de riesgos de enfermedad en determinados grupos sociales, así como detener o posponer el avance general de una enfermedad si se encuentra en su fase inicial. 

Es una forma de aumentar el éxito en el tratamiento que, además, reduce costes desde el punto de vista asistencial. De ahí la celebración de los días dedicados a alguna patología cuyo objetivo es concienciar sobre la importancia de prevenir.

 

Prevención terciaria 

En el caso de la terciaria, la Medicina Preventiva engloba las iniciativas que disminuyen las consecuencias derivadas de patologías ya diagnosticadas (que ya han hecho aparición). Consiste en tratar las complicaciones y secuelas que existen de una enfermedad para ayudarnos a superarla.

Su objetivo es tratar las complicaciones y/o secuelas que puedan surgir con la enfermedad, mejorando sustancialmente nuestra calidad de vida como pacientes y ayudándonos a superarla. Incluye actividades como la rehabilitación, crucial en casos de ictus o infarto de miocardio, por poner un ejemplo concreto.

 

Prevención cuaternaria 

Cuando hablamos del nivel cuaternario nos referimos a un nivel en el que el objetivo es evitar y/o reducir el impacto que causan determinadas medidas médicas que son innecesarias, excesivas o que suponen un perjuicio para nuestra salud.

Enfermedades más comunes que se tratan en Medicina Preventiva

Existen patologías y enfermedades más comunes, como la conjuntivitis,  y frecuentes entre la población según diferentes factores como la edad, el tiempo en el que se producen, si son más o menos contagiosas, nuestra genética,…

Según se constata en las visitas a los especialistas en Medicina Preventiva y las consultas de los centros hospitalarios, hay una serie de enfermedades que son tratadas de forma más recurrente para prevenirlas.

  • Hipertensión (pruebas de presión arterial alta)
  • Factores de riesgo de padecer diabetes (nivel alto de azúcar en sangre)
  • Detección prematura de cáncer. Predominan ciertos tipos de cáncer como el de colón, el cáncer de piel, el de mama y cuello de útero en mujeres y el de próstata en hombres
  • Tener el colesterol alto en sangre
  • Consejería para casos de depresión
  • El VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana, SIDA)
  • Infecciones y enfermedades de transmisión sexual (ITS/ETS)
  • Pruebas para detectar la osteoporosis
  • Vacunas rutinarias contra enfermedades como el sarampión, la rubeola, la meningitis o la gripe

  • Días mundiales

    La celebración de los Días Mundiales, internacionales, europeos o incluso nacionales, son establecidos por distintas instituciones (Naciones Unidas, Unión Europea, la Organización Mundial de la Salud, los estados a nivel nacional, entre otros) para sensibilizar a la población sobre temas de interés general y darles visibilidad como, por ejemplo, el Día Mundial contra la Hepatitis o el Día Mundial sin Tabaco.

    Bien sean cuestiones relacionadas con los derechos humanos, el medio ambiente y el desarrollo sostenible o la salud, dedicarles un día especial (aunque también pueden ser semanas o incluso años), permite llamar la atención de los medios de comunicación para que alerten e informen a la opinión pública sobre problemas de distinta índole o conciencien sobre diferentes aspectos que nos atañen a todos. 

    Y no solo se trata de concienciar al público en general, también pretenden ser una forma de advertir a gobiernos, organismos e instituciones sobre la importancia de tomar medidas, y de que la ciudadanía conozca mejor estos temas generales y, en consecuencia, se movilice para exigir a sus representantes que actúen.

    Cuando estos días se dedican a temas de salud el objetivo es prevenir enfermedades concienciando/informando a la población, ayudando a comprender las enfermedades a las personas que las padecen y poniendo en el punto de mira aspectos imprescindibles sobre salud pública y Medicina Preventiva.

Cómo te ayuda la telemedicina

La Medicina Preventiva es de vital importancia para el cuidado de la salud. Conscientes de ello, desde Elma ponemos a tu disposición a nuestro grupo de médicos y especialistas para que te ayuden en todos los temas relacionados con tu salud y la de tu familia. 

Te asesoramos e informamos para que estés al día sobre prevención y salud de forma cómoda, aportando toda nuestra profesionalidad online para que dispongas de ella en cualquier momento las 24 horas del día. Nuestro objetivo es evitar demoras porque en muchas ocasiones tus necesidades relacionadas con la salud no requieren asistencia presencial. 

En estos momentos de saturación en centros hospitalarios, cuando la sociedad vive preocupada por el contagio del Covid-19, su expansión y las medidas de prevención, Elma puede ayudarte desde donde estás y recomendarte cómo actuar ante tu problema/duda/patología, incluyendo aconsejarte la visita a urgencias o al especialista de forma física si es necesario.