Aprende a comer sano

Los alimentos no sólo nos proporcionan la energía necesaria, también los nutrientes esenciales para el crecimiento y el buen desarrollo de nuestro organismo. Con una buena prevención e implementando una alimentación correcta nos aseguramos tener un buen estado de salud y mejor calidad de vida. Y es que, según la OMS, realizar una dieta sana y balanceada durante nuestra vida nos ayuda a prevenir la malnutrición, enfermedades como diabetes, cardiopatías, accidentes cardiovasculares y diferentes afecciones.

¿Cómo seguir una dieta equilibrada?

 

Comer sano implica escoger bien los alimentos que vamos a tomar, así como las cantidades recomendadas. Un alimentación saludable y equilibrada debe ser rica en alimentos de origen vegetal, además de incluir: 

  • Hidratos de carbono de absorción lenta: son nuestra principal fuente de energía.
  • Proteínas: contribuyen al buen funcionamiento celular y del sistema inmunitario, entre otras funciones.
  • Grasas: almacenan energía y mantienen la temperatura corporal.
  • Fibra: regulan el tránsito intestinal y cuidan la flora bacteriana.

 

Todos estos nutrientes deberían venir de alimentos reales, evitando el consumo de productos procesados como precocinados, embutidos, etc. 

Una alimentación saludable y equilibrada debe ser rica en alimentos de origen vegetal. 

Consejos para comer mejor

 

Cuando hablamos de “comer sano” parece que de noche a la mañana cambiemos nuestros hábitos y éstos requieren tiempo y constancia. Desde el equipo médico de Elma recomendamos empezar haciendo pequeños gestos que juntos mejoran tu alimentación. 

 

  • Adiós al azúcar: Reducir el consumo de azúcar es uno de los hitos más importantes. Prueba de ir reduciendo la cantidad de azúcar en el café, los yogures, las galletas… Los cambios paulatinos serán tu aliado.

 

  • Aumenta el consumo de fruta y verdura: Cómo explicamos antes, el consumo de frutas, verduras y hortalizas debería ser la base de nuestra dieta. Apostar por los productos de temporada te ayudará a seguir una dieta variada.

 

  • Bebe mucha agua: El agua debería ser siempre la bebida de referencia. Si habitualmente bebemos otro tipo de bebidas, como refrescos o zumos envasados, sólo con corregir este aspecto de nuestro día a día estaremos mejorando mucho nuestra alimentación.

 

  • Compra en el mercado o evita los pasillos principales del supermercado: Debemos asegurarnos que nuestro carrito de la compra esté lleno de comida real. Huye de los envasados y los alimentos procesados. Por eso, hacer la compra en un mercado es una perfecta estrategia ya que nos facilita una buena elección. Si no puedes ir al mercado, te recomendamos evitar los pasillos centrales del supermercado.

 

  • Controla el hambre emocional: Muchas veces comemos por ansiedad, estrés… Es importante conocer las señales de tu cuerpo para detectar cuándo se tiene hambre y satisfacerla. Asimismo, debemos controlar las cantidades de los alimentos y evitar comer hasta sentirnos saciados. ¿Un consejo? Mastica despacio, bebe agua y utiliza un plato pequeño.

El uso de la telemedicina es imprescindible

 

En Elma, puedes contactar con nuestro equipo de médicos las 24h del día y realizar una consulta a través de videollamada o chat en nuestra App de Android y IOS.

Es muy importante hacer uso de la telemedicina ya que no sólo te atenderán con mayor rapidez sino que, también, ayudarás a prevenir a los demás de este virus.