Día Mundial contra las Hepatitis

 

Las hepatitis son un grupo de enfermedades que producen inflamación de hígado. Existen los tipos A, B, C, D y E.

¿Qué es la hepatitis?

 

  • La hepatitis A y la E son causadas generalmente por la ingestión de agua o alimentos contaminados.
  • Las Hepatitis B y C se dan por estar en contacto con secreciones corporales infectadas con estos virus (sangre, semen y otros humores).
  • La Hepatitis D sólo se da en pacientes infectados con el virus B y al existir los 2 virus producen cuadros más severos.

Las que producen mayor afectación son la B y C, que son un reto para la salud humana. Según la OMS hay más de 325 millones de personas afectadas y son causas de orígen de cáncer de hígado. Aproximadamente 1,4 millones de personas mueren cada año por las diversas formas de hepatitis viral. Además, las infecciones crónicas por virus B y C son las causantes del 57% de los casos de cirrosis hepática y el 78% de los de cáncer de hígado primario.

Solo a 1 de cada 10 infectados, les han realizado un test diagnóstico en el laboratorio en el momento adecuado. Y solo 5 de cada 10 reciben un tratamiento apropiado para su enfermedad.

Este tipo de patologías pueden ser tratadas y llegar a producir curación de la hepatitis B y C. Para ello, se necesita realizar el diagnóstico a tiempo y que se sigan las medidas de detección con pruebas de rutina en la población de riesgo.

 

 

Factores de riesgo

 

  • La principal vía de prevención es vacunarse contra la Hepatitis A y B. Además, por sus consecuencias crónicas se recomienda que todos los recién nacidos reciban la vacuna contra la Hepatitis B. Si puede ser, entre las primeras 24 horas de vida y si la madre es positiva para el virus debe ser colocada antes de las primeras 12 horas.
  • A lo largo del desarrollo del niño, hay que colocar refuerzos de la vacuna, sobretodo de la B en adultos que forman parte del ámbito sanitario.
  • Hay que verificar siempre la presencia del virus y de anticuerpos contra el virus en mujeres embarazadas portadoras, individuos vacunados tras la exposición al virus de la hepatitis B, parejas sexuales de portadores… Si se encuentran niveles bajos de anticuerpos de seguro se realizarán refuerzos.

  • No hay vacuna contra la Hepatitis C, así que debes seguir las medidas de prevención y entre ellas figuran:

    • Ten relaciones sexuales con métodos de barrera (preservativo).
    • Mantener seguridad de inyecciones y exigir mantener siempre las medidas y procesos de salud y bioseguridad necesarios si requiriese alguna transfusión de sangre o sus derivados.
    • Evitar el uso de drogas parenterales (inyecciones).
    • Si vas a realizar algún tatuaje en tu piel o colocar piercings debes estar seguro de que sea en un lugar y por un profesional que cumpla las normas de higiene.
    • Si crees que has estado expuesto a alguno de estos factores de riesgo o tienes alguna duda ponte en contacto con tu médico de atención primaria para realizar test en sangre y verificar si hay infección.

 

El uso de la telemedicina es imprescindible

 

En ELMA, puedes contactar con nuestro equipo de médicos las 24h del día y realizar una consulta a través de videollamada o chat en nuestra App de Android y IOS.

Es muy importante hacer uso de la telemedicina ya que no sólo te atenderán con mayor rapidez sino que, también, ayudarás a prevenir a los demás de este virus.