Salud de la Mujer

¿Qué es la Salud de la Mujer?

 

Las diferencias biológicas y sociales, así como el hecho de pertenecer a uno u otro sexo tiene una gran importancia en nuestra salud. Así, en esta sección del blog, hablaremos del cuidado de la salud en la mujer; desde un punto de vista de prevención y hábitos saludables, abordando temas como la menstruación o la higiene íntima femenina y , también, desde un punto de visto médico tratando patologías del ámbito ginecológico y afecciones más comunes en la mujer como la cistitis, la caída del cabello o la osteoporosis. A continuación, veremos algunos de los apartados más relevantes en el ámbito de la salud femenina. 

Las diferencias biológicas y sociales, así como el hecho de pertenecer a uno u otro sexo tiene una gran importancia en nuestra salud. 

Menstruación

 

El ciclo menstrual conlleva una serie de cambios, físicos y hormonales, en el cuerpo de la mujer para prepararla y, en caso de que así lo desee, convertirse en madre.

Podemos diferenciar dos fases del ciclo menstrual, la primera prepara el óvulo para ser liberado y la segunda se encarga de preparar el organismo de la mujer para recibir un posible óvulo fecundado. En caso de no producirse la fecundación, aparece la menstruación o periodo. Este sangrado vaginal es consecuencia del desprendimiento de las paredes uterinas y no indica otra cosa que un nuevo inicio del ciclo menstrual.

En el imaginario popular existen falsos mitos sobre la menstruación como que, durante el periodo, una mujer no se puede quedar embarazada. Sin embargo, aunque es poco probable, se podría dar el caso debido a una ovulación temprana. En este sentido, es importante conocer el calendario de ovulación y el ciclo fértil de cada mujer para evitar sorpresas.

Higiene íntima 

 

Una buena higiene íntima es clave para la salud de la mujer. Por un lado, debemos hacer referencia a los productos de higiene íntima durante la menstruación. Estos productos han evolucionado con el paso del tiempo, desde las compresas a los tampones. Y, actualmente, ha aparecido en la vida de las mujeres un nuevo producto de higiene con el objetivo de hacer más fácil su día a día. Se trata de la copa menstrual, un producto reutilizable, a diferencia de los que había hasta la fecha en el mercado de higiene íntima femenina. El ahorro económico debido a la larga duración del producto, los materiales inocuos con los que se fabrica y un menor impacto medioambiental son algunas de las ventajas de este producto.

 

Por otro lado, es importante tener en cuenta que una incorrecta higiene íntima puede alterar la flora vaginal, causando un incremento de bacterias perjudiciales, y desarrollar alguna de las Enfermedades de Transmisión Sexual más comunes como la Vulvovaginitis, Uretritis, Cervicitis o la Enfermedad Inflamatoria Pélvica (EIP). Se trata de enfermedades que se propagan, habitualmente, por vía sexual, por este motivo es muy importante conocer, en profundidad, los diferentes tipos de anticonceptivos femeninos y escoger aquel que más se adapta a cada mujer. 

Una incorrecta higiene íntima puede alterar la flora vaginal, causando un incremento de bacterias perjudiciales, y desarrollar alguna de las Enfermedades de Transmisión Sexual más comunes en las mujeres. 

Ginecología 

 

La ginecología es la especialidad dedicada al estudio del aparato reproductor femenino, las hormonas que regulan su funcionamiento, el embarazo y el postparto. Es importante realizar controles ginecológicos periódicos, normalmente de carácter anual, para realizar pruebas rutinarias, como puede ser la citología o la mamografía. El objetivo de estas pruebas no es otro que detectar, de forma precoz, algunas enfermedades como el Virus del Papiloma Humano, alteraciones en las células del cuello uterino o el cáncer de mama. Es importante inculcar a nuestras hijas, a partir de la primera menstruación o tras mantener relaciones sexuales por primera vez, el hábito de acudir al ginecológo. Debemos tener en cuenta que existen controles y medidas de prevención contra el VPH que se ofrecen entre los 9 y 14 años. 

Además, existen algunas enfermedades frecuentes en la mujer, especialmente las que están en edad fértil, como es el caso del Síndrome de Ovarios Poliquísticos o la Endometriosis, una de las enfermedades más silenciosas, relacionada con el dolor de ovarios durante el periodo.

Afecciones más comunes

 

Como hablábamos al inicio de este post, las mujeres, por su anatomía, son más propensas a padecer una serie de afecciones comunes como la cistitis, la caída del cabello o la osteoporosis. En el caso de la cistitis, las mujeres son más propensas por sus características biológicas ya que tienen una uretra más corta, por lo que se reduce la distancia que deben recorrer las bacterias para alcanzar la vejiga. 

Para cuidar la salud de la mujer y evitar padecer este tipo de enfermedades, se recomienda incluir hábitos saludables como una alimentación equilibrada, un horario estructurado para potenciar un sueño reparador y la práctica de ejercicio físico. Uno de los ejercicios más recomendados por sus múltiples beneficios al organismo es la gimnasia hipopresiva. Esta técnica que trabaja el Core sirve para estabilizar el tronco y la pelvis tiene, entre otros beneficios,  mejorar la respiración, la digestión, favorecer el retorno venoso, la distribución de la sangre y la sujeción de vísceras.

Se recomienda incluir hábitos saludables como una alimentación equilibrada, un horario estructurado para potenciar un sueño reparador y la práctica de ejercicio físico, como la gimnasia hipopresiva. 

Prevención, la clave de la salud

 

En Elma creemos que más vale prevenir que curar, por eso te ofrecemos programas personalizados y de prevención para ayudarte a tomar el control de tu salud. Si tienes cualquier consulta relacionada con la salud de la mujer, a través del Servicio de Asistencia Médica Digital de Elma, nuestro equipo médico podrá atenderte y resolver tus dudas. Además, siempre que lo necesites, te recomendarán una visita presencial con alguno de los más de 37.000 especialistas y hospitales de nuestra red.