Calendario de ovulación y ciclo fértil 

La fertilidad es uno de los temas de mayor actualidad en la salud de la mujer. Y es que, hoy en día, debido al cambio de vida o por el retraso en la maternidad, muchas de las mujeres que quieren quedar embarazadas necesitan conocer cómo funciona el ciclo menstrual para saber cuándo son más fértiles, además de querer informarse sobre cuáles son las posibles causas de retraso en la menstruación.

Fases del ciclo menstrual

 

Podemos dividir al ciclo menstrual en tres fases distintas:

 

Fase Folicular o preovulatoria

Se caracteriza por el aumento de hormona FSH, llegada de la menstruación, y el aumento de hormona estradiol para ayudar a expulsar el óvulo de las trompas de Falopio. Esta fase es la más irregular, y aunque el promedio es de 14 días en un ciclo de 28 días, puede variar en unos días incluso en la misma mujer de un mes a otro.

 

Fase ovulatoria

 

Se trata de la fase en la que se libera el óvulo maduro, se suele dar a mitad del ciclo. En un ciclo de 28 días, el día de ovulación de la mujer coincidiría con el día 14.

 

Fase Lútea o postovulatoria 

 

Es la segunda mitad del ciclo, se caracteriza por la liberación de progesterona y tiende a ser estable. En un ciclo de 28 días en el que se ha producido la ovulación el día 14, abarcaría todo el resto del ciclo, es decir otros 14 días.

 

Es alrededor del día de la ovulación cuando se da el periodo fértil, conocido como “ventana fértil” de la mujer, y el momento en el que puede producirse la fecundación, teniendo en cuenta que los espermatozoides pueden vivir hasta cinco días en el cuerpo de la mujer y que la vida del óvulo puede ser entre 12 y 48 horas. 

Los espermatozoides pueden vivir hasta cinco días en el cuerpo de la mujer, y la vida del óvulo puede ser entre 12 y 48 horas

Retraso de la regla: posibles causas

No siempre un retraso del periodo indica embarazo. El ciclo menstrual no tiene porqué ser siempre regular, pudiendo presentarse variaciones y retrasos menstruales. Las causas de un retraso en la menstruación pueden ser diversas e incluso pueden darse períodos de amenorrea (ausencia de menstruación durante más de seis meses). Las posibles causas de que esto se produzca son: 

 

Estrés físico o psicológico

 

El estrés emocional, debido a una temporada de mucho trabajo, ansiedad o depresión, y el estrés físico como consecuencia de una enfermedad, infección, pérdida o ganancia de peso, deporte intenso, o accidente, pueden provocar alteraciones en el ciclo menstrual.

 

Síndrome de ovario poliquístico (SOP)

Se caracteriza por un exceso de hormonas andrógenas, folículos o quistes en los ovarios y períodos menstruales irregulares. Sus síntomas más comunes, además de la irregularidad en la periodicidad del periodo, son la aparición de acné, hirsutismo (vello facial y corporal) y, en ocasiones, zonas de calvicie.

 

Toma o retirada de medicamentos

 Especialmente anticonceptivos orales y fármacos antidepresivos.

 

Alteración de la glándula tiroides

 Tanto un exceso (hipertiroides) como una deficiencia (hipotiroides) de hormonas tiroideas, pueden provocar ciclos menstruales irregulares.

 

Aumento de la hormona prolactina

Esta hormona, secretada por la glándula hipófisis, es la encargada de la producción de leche materna. Por eso, durante el postparto existe la ausencia de la regla. No obstante, además de durante el embarazo o la lactancia, esta hormona podría estar aumentada en caso de prolactinoma, por la toma de algunos medicamentos, como entre otros, antidepresivos, antipsicóticos, algunos anticonceptivos u opiáceos, y por alteración de la glándula tiroides.

 

Enfermedad Inflamatoria Pélvica (EIP)

Es una inflamación e infección de los órganos genitales femeninos causada por bacterias y que, en la mayoría de los casos, tiene su origen en Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) como la clamidia o la gonorrea.

 

Otras alteraciones del sistema reproductor

Además del citado SOP, otras causas como la premenopausia, miomas o fibromas uterinos, endometriosis o insuficiencia ovárica prematura pueden alterar el ciclo menstrual.

 

Estas son las causas más frecuentes que pueden provocar ausencia o retrasos en el periodo menstrual y que no son debidos al embarazo. Una alteración de varios días es normal, sin embargo,  si el periodo continúa sin aparecer y se han mantenido relaciones sexuales, se recomienda realizar una prueba de embarazo o una analítica en sangre que mida la hormona gonadotropina coriónica humana (GCH).

Asimismo, una ausencia de menstruación prolongada, más de tres meses, requiere un estudio para poder diagnosticar y tratar adecuadamente la afectación subyacente.

Prevención, la clave de la salud

En Elma creemos que más vale prevenir que curar, por eso te ofrecemos programas personalizados y de prevención para ayudarte a tomar el control de tu salud.

Si necesitas más información sobre el calendario de ovulación y ciclo fértil o tienes cualquier consulta relacionada con la salud de la mujer, a través del Servicio de Asistencia Médica Digital de Elma (App Android y IOS), nuestro equipo médico podrá atenderte y resolver tus dudas.

Además, siempre que lo necesites, te recomendarán una visita presencial con alguno de los más de 37.000 especialistas y hospitales de nuestra red.