Contagio y sintomatología del VPH 

El virus del papiloma humano (VPH) es la principal causa de cáncer de cuello de útero y el segundo tumor más frecuente, después del de mama, en mujeres. La familia de los virus del VPH está compuesta por un grupo de más de 200 virus que tienen preferencia por invadir la piel y mucosas, y que pueden causar verrugas en los genitales, así como diferentes regiones del cuerpo. 

Virus del papiloma humano

 

El virus del papiloma humano es contagioso, especialmente, en mujeres jóvenes que suelen ser las más afectadas. Además, es frecuente que existan infecciones simultáneas por múltiples tipos virales.

Se trata de la infección de transmisión sexual más frecuente. Se estima una prevalencia de infección por el virus en hasta 3 de cada 10 mujeres en edad fértil, de las que aproximadamente el 90% cursan con resolución espontánea en un plazo de 2 años aproximadamente. Sin embargo, cerca del 1% de los portadores de VPH llega a tener infección clínicamente manifiesta, y los síntomas varían según el grupo al cual pertenezca el virus de papiloma humano.

¿Cómo se produce la infección?

El contagio se puede producir de diversas formas; a través de microtraumatismos durante la relación sexual con una persona portadora del virus, mediante la práctica de sexo oral, vaginal o anal, o tras contacto con piel u objetos infectados. De igual forma, durante el parto, es posible la infección al recién nacido. Para la transmisión de la infección no es necesario que existan verrugas o alguna otra sintomatología.

¿Existen factores de riesgo para contraer la infección?

El principal factor asociado al contagio por papiloma virus es la propia exposición al virus. En este sentido, se han descrito numerosos factores de riesgo para la infección por VPH, entre los cuales destacan: promiscuidad sexual, uso de anticonceptivos orales, presencia de otras infecciones de transmisión sexual, tabaquismo o inmunosupresión. En general, son factores que o bien favorecen el contacto con el virus o comprometen los mecanismos inmunes para hacer frente al virus.

¿En cuánto tiempo se producen los síntomas?

Tras la infección, el período de latencia hasta que se producen manifestaciones clínicas es variable, llegando a la resolución espontánea en 9 de cada 10 mujeres o manteniéndose latente, incluso durante años, lo cual dificulta conocer cuándo se ha producido la infección.

¿El VPH afecta solo a mujeres?

No, los hombres también pueden contagiarse de VPH, sin embargo, la infección suele resolverse en 5-6 meses. Por otro lado, se ha identificado la circuncisión como posible factor protector frente al virus.

El período de latencia hasta que se producen manifestaciones clínicas es variable, llegando a la resolución espontánea en 9 de cada 10 mujeres o manteniéndose latente, incluso durante años.

Fases y tipos de VPH 

En aquellas pacientes en las que el virus no se elimina por mecanismos inmunes y, según la etapa en la que se encuentre la infección, se pueden producir los siguientes síntomas:

  • Infección latente: El contacto con el virus ha sido reciente y aún no se manifiesta ningún síntoma.
  • Infección subclínica: Se evidencian lesiones con la exploración ginecológica.
  • Infección clínica: Verrugas o condilomas genitales en los genitales externos, evidenciables a simple vista.

Por otro lado, en función de las manifestaciones clínicas que produzcan, típicamente los VPH se clasifican como:

Bajo riesgo

Aquellos que producen verrugas en los genitales, ano, boca, garganta o verrugas plantares, entre otros. Las verrugas son bultos de pequeño tamaño, de superficie generalmente rugosa, que se pueden presentar de forma solitaria o agrupadas, localizadas en la piel.

Alto riesgo

Cuando tienen el potencial de producir alteraciones en las células que pueden derivar en cáncer. De hecho, se ha demostrado la presencia de infección por VPH en más del 99% de los cáncer de cuello uterino. 

 

Síntomas más frecuentes

Como se ha detallado anteriormente, según el riesgo del tipo vírico que produzca la infección, el virus tendrá tendencia a producir verrugas o cambios en las células que pueden derivar en cáncer.

En la mayoría de los casos, el sistema inmune del huésped se encarga de eliminar la infección, sin embargo, en aquellos casos en los cuáles el virus no puede ser eliminado, se producen los siguientes tipos de verrugas:

 

Verrugas vulgares

Son lesiones comunes en la población general, se transmiten por el contacto directo entre un individuo sano y otro enfermo, aunque también se ha descrito la infección a través de objetos inanimados (ropa, toallas, etc). Son bultos de superficie rugosa y áspera, generalmente aparecen en las manos y los dedos.

 

Verrugas planas

Suelen aparecer en los niños. Son lesiones ligeramente elevadas, de pequeño diámetro y superficie plana y blanda al tacto. Pueden aparecer en todo el cuerpo, sin embargo, en la población infantil la región facial suele verse frecuentemente afectada.

 

Verrugas plantares

 Son lesiones que aparecen en la región plantar de los pies. Al ser proliferaciones duras y de superficie granulosa, suelen confundirse con hiperqueratosis (callosidades). Resultan dolorosas a la manipulación.

 

Verrugas genitales

Se caracterizan por ser pequeños bultos en forma de coliflor, o pequeños cilindros de superficie rugosa. Suelen aparecer en la región anogenital de ambos sexos, aunque según el contacto de las lesiones con piel sana también podrían aparecer en otras zonas. Las verrugas genitales generalmente son asintomáticas aunque, en ocasiones, pueden causar sensibilidad. 

 

Conocer las manifestaciones clínicas de la infección es una herramienta vital para el diagnóstico precoz de esta patología tan frecuente. Si crees que puedes tener alguna lesión causada por infección de VPH o hace tiempo que no te realizas una revisión ginecológica, pide cita con tu médico.

Conocer las manifestaciones clínicas de la infección es una herramienta vital para el diagnóstico precoz de esta patología. 

Prevención, la clave de la salud

En Elma creemos que más vale prevenir que curar, por eso te ofrecemos programas personalizados y de prevención para ayudarte a tomar el control de tu salud.

Si padeces algún síntoma relacionado con el VPH o tienes cualquier consulta relacionada con la salud de la mujer, a través del Servicio de Asistencia Médica Digital de Elma (App Android y IOS), nuestro equipo médico podrá atenderte y resolver tus dudas.

Además, siempre que lo necesites, te recomendarán una visita presencial con alguno de los más de 37.000 especialistas y hospitales de nuestra red.