Todo lo que necesitas saber sobre la copa menstrual

A lo largo de los años, los productos de higiene íntima femenina han evolucionado mucho con el objetivo de facilitar la vida de las mujeres. Hace unos años, la aparición de la copa menstrual supuso una revolución en los productos de higiene íntima, ya que no sólo supone un beneficio para la salud de la mujer sino, también, para el medio ambiente. 

Copa menstrual, ¿qué es y para qué sirve?

 

Se trata de un producto de higiene menstrual reutilizable fabricado, habitualmente, de silicona médica hipoalergénica, plástico quirúrgico o TPE. La copa menstrual o copa vaginal se coloca en la vagina y recoge el flujo menstrual en lugar de absorberlo como haría un tampón. 

Se puede utilizar desde la primera regla, ya que exiten copas menstruales de diferentes tamaños según la edad, si se han tenido relaciones sexuales y si se han tenido partos vaginales. Es importante, antes de adquirir cualquier copa menstrual, fijarse en las características de cada una para elegir bien la talla de la misma. Y es que, una copa menstrual demasiado pequeña puede causar fugas de flujo, y una demasiado grande puede ser difícil de colocar e incluso causar incomodidad o molestias.

El tiempo de uso es de hasta 12 horas, aunque se recomienda cambiarla cada 8 o 10 horas, dependiendo también de la cantidad de flujo menstrual de cada una.

Limpieza y esterilización de la copa menstrual

Al adquirir la copa menstrual, el primer paso antes de usarla es esterilizarla. Para ello, se puede introducir la copa menstrual, durante 3 minutos, en agua hirviendo o utilizar un esterilizador, un accesorio que se vende junto a algunas marcas de copas menstruales. El esterilizador es un vaso de silicona que se llena de agua y en el que se introduce la copa para, posteriormente, calentar en el microondas y dejar hervir durante unos 3-5 minutos.

Tras esterilizar la copa, es importante dejarla enfriar y, con las manos lavadas, ya se podría empezar a utilizar. Durante el ciclo no es necesario esterilizarla, salvo que se trate de ciclos muy largos en los que la regla dura más de 5 días, en los que sería recomendable una segunda esterilización a mitad de ciclo para mayor higiene.

Para limpiarla cada vez que se vacía durante el ciclo, sería suficiente con lavarla con agua y jabón para posteriormente volver a introducirla. Si en alguno de los cambios no puede usarse jabón por no disponer de él, se puede lavar solo con agua. Al finalizar la regla, lavar bien con agua y jabón y volver a guardar hasta el siguiente ciclo, que se deberá volver a esterilizar.

 

Colocación y retirada

 

Manual o con aplicador de copa menstrual

Al principio de utilizar la copa menstrual, la mejor opción es hacer pruebas de cómo colocarla hasta encontrar la manera con la que te encuentres más cómoda.

En una posición cómoda, y tras lavarse las manos, la copa se puede colocar de forma manual sin necesidad de otro dispositivo,  doblando la copa en forma de “U” o de “C”. También puede plegarse como una flor o “W”. Otra opción que a algunas mujeres puede resultar más cómoda es utilizar un aplicador de copa menstrual. Es cuestión de probar ambas opciones y escoger la opción con la que más cómoda te encuentres.

Al colocarla, es importante asegurar que la copa esté bien desplegada, algunas mujeres escuchan un pequeño sonido al desplegarse, aunque muchas otras no notan nada. En caso de tener muchas fugas de flujo menstrual pese a ser tu talla es posible que no esté bien desplegada. Para comprobarlo, rodea la copa con el dedo o dale vueltas para intentar que se despliegue completamente.

 

Cómo retirarla

Para retirar la copa menstrual basta con localizar la base de la misma y apretar para facilitar la entrada de aire y, posteriormente, poder tirar de ella hacia afuera. Si se tira de ella sin presionar puedes hacerte daño. Para localizar la base de la copa, la mayoría de los modelos suele incluir una especie de tirador que lo hace más sencillo, como una pequeña protuberancia o bolita o una continuación del mismo material en forma de fino cilindro o tubo.

 

Ventajas sobre otros productos de higiene íntima

Las ventajas de la copa menstrual frente otros productos para la menstruación son varias. Por un lado, el ahorro económico que supone, ya que aunque la copa menstrual es más cara que otros productos de higiene íntima menstrual, su larga duración de hasta 10 años si el uso es adecuado hace que su coste se amortice en poco tiempo. Por otro lado, los materiales de fabricación son inocuos para la salud y no dejan residuos. Además, supone un ahorro en desechos, y por tanto, permite disminuir el impacto medioambiental que supone el uso continuado de compresas y tampones desechables.

 

Ahorro económico, larga duración, materiales de fabricación inocuos para la salud y disminución del impacto medioambiental son algunas de sus ventajas.

Prevención, la clave de la salud

En Elma creemos que más vale prevenir que curar, por eso te ofrecemos programas personalizados y de prevención para ayudarte a tomar el control de tu salud.

Si necesitas más información sobre la copa menstrual o tienes cualquier consulta relacionada con la salud de la mujer, a través del Servicio de Asistencia Médica Digital de Elma (App Android y IOS), nuestro equipo médico podrá atenderte y resolver tus dudas.

Además, siempre que lo necesites, te recomendarán una visita presencial con alguno de los más de 37.000 especialistas y hospitales de nuestra red.