Diabetes.

Quizás habrás notado a personas de tu entorno rechazar dulces fuera de ocasiones muy especiales o medirse el nivel de insulina en sangre con un pinchazo en el dedo. Estos son algunos hábitos de las personas con diabetes, al causar esta niveles demasiado altos de glucosa (azúcar) en la sangre que se deben mantener bajo control.

La diabetes de tipo 1 se inicia en la infancia o juventud, provocando una insuficiencia absoluta de insulina, mientras que la diabetes de tipo 2 -de la que hablaremos aquí- se dispara en la edad adulta, frecuentemente a partir de los 40 años. A menudo está relacionada con el sobrepeso, una vida sedentaria o por tener un historial familiar de diabetes de tipo 2. Es una condición crónica y en caso de diagnosticarse, el paciente probablemente deba cambiar su dieta, medicarse y agendar chequeos regulares.

Habla gratis con un médico AHORA

Síntomas

Los síntomas de la diabetes tipo 2 no necesariamente te hacen sentir muy mal y por este motivo mucha gente no detecta que la sufre:

  • Miccionar más de lo normal, particularmente por la noche
  • Tener sed todo el tiempo
  • Sentirte muy cansado
  • Perder peso sin intentarlo
  • Picor alrededor del pene o la vagina, o tener candidiasis a menudo
  • Los cortes o heridas tardan más de lo normal en cicatrizar
  • Ver borroso

¿Cuándo consultar con un médico?

Es imprescindible consultar con un médico si tienes síntomas de diabetes porque puede aumentar el riesgo de tener problemas serios con los ojos, el corazón o los nervios. La diabetes tipo 2 se suele diagnosticar con análisis de sangre y orina.

Habla ahora gratis con un médico

Recomendaciones del equipo médico de Elma

El tratamiento más habitual pasa por medicarse con medicamentos que ayuden a mantener los niveles de azúcar en sangre lo más normales posible, evitando problemas de salud que podrían derivar de un nivel anormal. Las personas con diabetes de tipo 2 deberán medicarse durante toda su vida, aunque la cantidad de medicamento variará según cada caso.

Ajustar la dieta y mantenerse activo también es necesario para mantener el nivel de azúcar en sangre bajo.

Habla gratis con un médico AHORA