Fiebre del heno.

Si con la llegada de la primavera te pones a estornudar y vas todo el día en compañía de tu pañuelo, es posible que tengas una reacción alérgica al polen. Esto médicamente se llama fiebre del heno o rinitis alérgica. La temporada del año con más polen es entre los meses de abril y agosto, sobre todo cuando hace calor o viento. El polen entra el cuerpo por la boca, nariz, ojos y boca.
chatea gratis con un médico AHORA

Síntomas

  • Picor y enrojecimiento de los ojos
  • Picor de garganta y dificultad para tragar
  • Estornudos y tos
  • Nariz tapada o mocosa
  • Dolor de cabeza y de oídos

¿Cuándo consultar con un médico?

En caso de alergia al polen leve, puedes consultar a tu médico si quieres paliar los síntomas.

Es importante consultar con un médico en casos de ataques alérgicos graves o si sufrieras de asma.

chatea gratis con un médico AHORA

Recomendaciones del equipo médico de Elma

La fiebre del heno o rinitis alérgica se puede diagnosticar viendo los resultados de un análisis de sangre. El tratamiento dependerá del alérgeno que la causa. Por lo general, si es leve suele tratarse con antihistamínicos y, si es grave, con antihistamínicos que lleven cortisona.

chatea gratis con un médico AHORA

Qué hacer por ti mismo

  • Aplica vaselina alrededor de tus fosas nasales para atrapar el polen o usa tapabocas.
  • Usa gafas de sol para prevenir que el polen te entre en los ojos
  • Dúchate y cambia tu ropa después de haber estado fuera de casa
  • Cierra las ventanas y puertas lo máximo posible
  • Pasa el aspirador a menudo
  • No cortes hierba ni te sientes encima de hierba recientemente cortada
  • No tengas flores dentro de casa
  • Evita fumar. Puede empeorar los síntomas

Elma Care seguro médico digital sin copago de salud calidad precio